Tannus Armour estuvo presente en la Titan Desert de la mano de Kim Ruiz

Kim Ruiz es un ciclista qué con un buen amigo tuvieron el sueño de participar en una de las pruebas más duras de ciclismo de montaña del mundo. Para ello, además de seguir un duro entrenamiento decidió preparar su bicicleta con componentes que le facilitaran la llegada a meta de la Titan Desert.

Vamos a conocer mejor a Kim Ruiz

 

Kim Ruiz es un ciclista de 53 años de edad, al cual le gusta además del ciclismo de montaña el alpinismo y la escalada. A los 45 años volvió a hacer deporte después de unos años de inactividad gracias a un amigo que le animó a salir en bicicleta de montaña con él.

Nos cuenta que habitualmente no sale a pedalear entre semana, pero si todos los sábados y domingos. Cuando empezó a entrenar para la Titan Desert, cambió esa rutina. Empezó a salir una o dos veces entre semana además de los sábados y los domingos, además de augmentar los kilómetros de las salidas que no solían ser de menos de 65 km, aunque la mayoría de las veces estaban alrededor de los 90 km


.

A ver Kim cuéntanos un poco sobre la Titan Desert y tu experiencia con Tannus Armour

¿Cómo y cuándo se formó la idea de realizar una Titan Desert?

La Garmin Titan Desert era el sueño de Carlos (el amigo que me animó a empezar a hacer deporte de nuevo con la mountain bike). Yo había cumplido mi sueño subiendo a la cima del Cervino (4.478m) en 2015 y sabía lo importante que es para uno mismo hacer realidad sus sueños, o al menos intentarlo. Aunque lo habíamos comentado varias veces, no fue hasta octubre de 2017, cuando fuimos juntos a la presentación, que la idea empezó a tomar forma. El punto de inflexión se produjo en abril de 2018. A Carlos le regalaron una bici nueva por su 50 cumpleaños. La bici de la Titan. Aun así, todavía tardamos (al menos yo) varios meses más en tenerlo totalmente claro. Necesitaba cambiarme la bici. A la Titan no podía ir con la que tenía, una rígida de aluminio de 26”, y a eso había que añadir que el coste económico de participar en la carrera es muy elevado. Finalmente, después de valorar pros y contras, en agosto de 2018 empezamos los entrenamientos y en octubre nos apuntamos a la edición 2019 de la Garmin Titan Desert.

¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de la Titan Desert?

Lo peor, las llagas que me salieron de estar tantas horas sentado en la bici. La etapa 6 la tuve que hacer muy lento porque únicamente podía pedalear poniéndome de pie encima de la bici.

Lo mejor han sido dos cosas: ayudar a Carlos a hacer realidad su sueño (hicimos nuestro el lema de la Titan, “Ride your dream”) y contribuir a dar a conocer la excelente labor que llevan a cabo en la Fundación de Oncología Infantil Enriqueta Villavecchia, desde la que ayudan a niños y jóvenes con cáncer.

¿Cómo de dura es la carrera? ¿Qué es lo más difícil que te has encontrado en ella?

Mucho más dura de lo que imaginaba. Pensaba que en tantos días y kilómetros habría momentos de todo, de sufrir y de disfrutar, pero a la hora de la verdad, muy pocos han sido los kilómetros de disfrutar y muchos los de sufrir. El terreno era constantemente irregular. Cuando no había vaivenes continuos (como si ciclaras sobre “uralita”), había piedras grandes, y si no, te encontrabas con bancos de arena que te obligaban a bajar de la bici.

Lo más difícil sin duda alguna, han sido las dunas. No puedes ni tan siquiera empujar la bici porque se clava en la arena que se va metiendo en las zapatillas a medida que intentas caminar. Avanzar era complicadísimo y el calor aun lo hacía más difícil.

De todas maneras, algo de lo que estoy muy contento es de que, en ningún momento durante las seis etapas de la carrera, se me pasó por la cabeza abandonar.

¿Qué sensaciones has tenido con los Tannus Armour? ¿Notaste alguna diferencia con o sin Tannus Armour?

Al principio no notaba ninguna diferencia. Y eso es bueno porque quiere decir que no tienes que modificar tus hábitos ni ciclar de manera diferente a como lo has hecho siempre.

Los cambios los empecé a notar al pasar por zonas pobladas de pequeños arbustos con pinchos, o de muchas piedras. Cuando ruedas por este tipo de terreno es inevitable pensar que vas a pinchar. Pero a medida que pasan los kilómetros y ves que no es así, la presión psicológica disminuye, ruedas más tranquilo y estas más seguro de poder acabar la etapa.

Otro momento en el que noté la ventaja que te dan los Tannus Armour fue en el puerto de montaña de la quinta etapa. Después de cuatro días de carrera los neumáticos ya empezaban a acusar el desgaste, pero tanto en la subida, como especialmente en la bajada, la sensación de agarre fue mucho mayor a la que esperaba.

¿Podrías haber acabado la carrera en caso de no haber calzado unas protecciones Tannus Armour?

Seguramente sí que la hubiera acabado, porque llevábamos recambios para arreglar hasta cuatro pinchazos por etapa, pero la tranquilidad que da llevar los Tannus Armour hizo que psicológicamente fuera más fácil. A diferencia de lo que pueda parecer, en una carrera como la Garmin Titan Desert, el aspecto psicológico es tan o más importante que el físico.

Y para terminar Describe en un par de líneas Tannus Armour

Tannus Armour ha demostrado ser capaz de superar las exigentes condiciones de un terreno tan irregular y extremo como el de la Garmin Titan Desert. Fiabilidad frente a posibles pinchazos o llantazos junto a un mayor agarre son las dos principales características de un producto que, sin duda alguna, va a tener un lugar destacado en el mundo del ciclismo.

Kim Ruiz Titan Desert Finisher 2019. Dorsal 471.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unirse a la lista de espera Le informaremos cuando el producto llegue en stock. Simplemente deje su dirección de correo electrónico válida a continuación.
Email Cantidad No compartiremos su dirección de correo con nadie más. Ver política de privacidad al pie de página.